sábado, 5 de mayo de 2007

Pescado fresco

Kogo 19/07/05

Kogo es una ciudad de pescadores donde es dificilísimo conseguir pescado fresco. Es otro de esos sin sentidos tan habituales aquí. Se pesca para el auto consumo y el resto se vende en Gabón, donde el precio es más elevado y tienen electricidad las 24 horas para conservarlo.
No hay pescado, no hay puerto, no hay barcos, ni grandes ni pequeños. Ni siquiera hay muchos cayucos, que es lo que ellos utilizan, troncos vaciados, más o menos grandes y alguno dotado de una sencilla vela.
Algunos poblados poseen embarcaderos mejor acondicionados que el de Kogo porque en el pasado hubo en ellos alguna empresa maderera vasca.
Definitivamente Kogo no parece una ciudad de pescadores.

Como no tenemos luz todo el día y las neveras son un bien extraordinariamente preciado, el poco pescado que se consume suele ser salado o ahumado. Este último tiene un aspecto horrible. En Bata casi todo el pescado ahumado que se vende es de Kogo y a pesar de este proceso de conservación, mucho está en un estado de semidescomposición.

Para conseguir pescado fresco tienes que estar por la calle principal en el momento exacto en el que llegan los pescadores. Si ves a alguna mujer con pecado sal corriendo haciendo allí a ver si todavía consigues comprar algo. Y nosotros siempre estamos trabajando arriba en el hospital o en alguno de los centros culturales, así que no solemos enterarnos. A veces le decimos a algún conocido que nos consiga lo que sea cuando llegue, y lo que llega suelen ser pescaditos pequeños con mucha espina y poca carne.

Al final empezamos a tener mejor suerte. Un día trajeron un pescado de 12 kilos que para ellos es un problema conservar y se lo compramos entero y lo congelamos en casa. Desde ese día de vez en cuando nos traían alguna pieza grande por la que podían conseguir un buen precio (mientras que para nosotros, comparado con otros alimentos, resultaba barato, fresco y con un sabor excepcional) que subía a ofrecernos algún chaval. Así que todavía puede disfrutar algunos días de pecado de verdad (porque el de aquí a veces no sabes ni lo que es) y hasta hice un pudín de pescado riquísimo con los pescaditos de espinas :)


Pescadores en el Estuario del Río Muni, Kogo, Guinea Ecuatorial, en un cayuco con vela

Cayuco de pescadores al anochecer en el Estuario del Río Muni, Kogo, Guinea Ecuatorial
Un par de ejemplos de cayucos con vela en el Estuario del Río Muni

2 comentarios:

AzRi3L dijo...

ostras! un pescado de 12 kilos! quien pillara una pieza así! por cierto... aclárate, pescado o pecado?

tzesire dijo...

Pecados tengo de sobra como para no salir detrás de ninguna, ni de ninguno... aunque en compañía siempre dan más gustito.